sábado, 12 de agosto de 2017

IT - Eso - Stephen King (Reseña y Comentarios)

Dado que ya viene una nueva adaptación al cine de esta novela decidí poner el libro en el número 1 de mi lista de prioridades de lectura. El libro no es para niños, probablemente ni para adolescentes, debido a ciertas escenas, y ni siquiera me refiero a las de terror, el libro más bien es para adultos analíticos de mente abierta. 

Solo voy a dejar ese comentario allí, te toca investigar el motivo del mismo de lo contrario te estaría spoileando una parte del mismo. Sin embargo estoy seguro que muchos de los que lo han leído no tienen la mayoría de edad.

La novela “IT” ó como lo conocemos en español: “Eso” de Stephen King, es una de sus más conocidas. Pese a lo que se piensa comúnmente de esta novela, no es completamente de terror ni trata solamente sobre un payaso asesino. A pesar de que King es uno de mis autores favoritos yo no había leído esta novela, tampoco he visto la película de 1990, de hecho, lo único que conocía de la novela es su fama de terrorífica y la clásica imagen del payaso “Pennywise” encarnado por el actor Tim Curry a quien yo personalmente identifico más por su aparición en “Mi pobre angelito” que por “Eso”.


Lo primero que nos encontramos al tratar con esta novela es su extensión: 1500 páginas. La novela comienza contando la historia del presente (adultos) de los 7 personajes quienes no recuerdan completamente los sucesos de su niñez. Luego la historia comienza a dar saltos entre su presente y su niñez conforme van recordando hasta llegar el punto en que ambas historias corren en paralelo con un ritmo en el cual el capítulo de la niñez termina con una frase inconclusa que continúa en el siguiente capítulo ya de adultos (o a la inversa). 

El hecho de que el payaso sea su mayor representante se debe a sus continuas apariciones y rastros de él en las diferentes formas que encarna. Sin embargo, la entidad maligna, que los niños de la novela llaman “Eso”, toma diferentes formas según le resulte conveniente para atraerlos, asustarlos o asesinarlos. Incluso durante la misma aparición, uno de ellos verá la cabeza cercenada de uno de sus amigos mientras que otro vería una diferente.

La novela trata de los niños que conforman “El club de los perdedores” como ellos se autonombran y de su lucha contra “Eso” que resulta ser el nombre apropiado porque no puede definirse como un algo fijo-inmutable.

PERO, y he aquí lo interesante y valioso de la novela, no solo habla acerca de atrocidades y desmembramientos sino también (al igual que otras novelas de King), de la amistad, de la inocencia de la infancia y de la pérdida gradual de esa inocencia a veces por azares del destino, a veces por decisión propia al identificar la necesidad de enfrentarse a sus miedos.

Los capítulos acerca de la niñez de los protagonistas resultan entrañables, parecen en realidad retratos de la niñez de otras épocas (esta etapa se desarrolla en los años 50’s). Los juegos, conversaciones, amistad, y hasta el “bully” (que resulta tan odioso que no ves la hora en que pague todas las que ha hecho) resultan completamente creíbles. Incluso los temores resultan un reflejo de la niñez, de no ser, claro, por el hecho de que en la novela esos temores no son infundados. Los personajes llegan a importarte porque de no ser por la situación extraordinaria que viven serían como tú y como yo. En algún lugar leí que es mejor narrar “personajes ordinarios en situaciones extraordinarias que personajes extraordinarios en situaciones ordinarias” y parece que King ha hecho precisamente esto en sus novelas.

Al igual que en otras de sus novelas, existe una frase que se repite a lo largo de la obra (conforme las vayamos analizando las irás conociendo), en este caso fueron: “todos flotan aquí abajo” y la más temible debido a sus implicaciones de amenaza directa y a uno de los escenarios principales (las alcantarillas): “tú también flotarás”.

Los escenarios de la novela son bastante variados y vívidos aunque casi todos se desarrollan en Derry, Maine, Estados Unidos: El centro cívico, el canal, los “Barrens”, la fundición Kitchener, la calle Neibolt (específicamente en el número 29), la torre de agua y la biblioteca. Si quieres saber un poco más de los escenarios puedes visitar la página de la Wikipedia ( https://en.wikipedia.org/wiki/Derry_(Stephen_King) ). King nos muestra los escenarios en varios puntos en el tiempo en que han resultado relevantes: la fundación de la ciudad; 1957, que es cuando los protagonistas son jóvenes y 1985, cuando ya son adultos.

Para los fans de las novelas de King cabe destacar que Derry es una ciudad que ha aparecido en otras de sus novelas. Lo anterior no quiere necesariamente decir que las novelas estén conectadas, ¿o si?. Tan pronto haya leído algunas otras de las novelas les iré comentando. No sabría decir si desde el principio Stephen King fue creando sus novelas de forma que algunas de ellas se desarrollaran en el mismo universo, sin embargo, por lo menos comparten algunos escenarios aunque en diferentes fechas.

Mapa de Derry (1)(2)

Si no has leído la novela “Eso”, te recomiendo que no busques más información acerca de Derry. El mapa podría ser suficiente para ubicarte y hacer más sencillo la compresión las travesías de los personajes. Por ejemplo, en la novela se habla de la estatua de “Paul Bunyan” que ataca a uno de los protagonistas, la imagen mental que me hice de la estatua es fundamentalmente diferente a la que encuentras en internet. No es que una sea mejor que la otra, sino que lo que yo imaginé es mío, y de haber “contaminado” mis imágenes mentales de antemano la historia podría sentirse diferente al leerla. 

Igual pasó con mi imagen de Beverly ya adulta y Audra, la imagen yo tenía en mi mente acerca de ella era sustancialmente diferente (en cuanto al rostro y a unas varias “copas” diferente). 
Volviendo al tema… algunos de los personajes también hacen “cameos” entre sus novelas, pero tampoco podría decir si tienen especial relevancia o si fue solo una forma del escritor de homenajear a sus personajes.

Si ya leíste “El Resplandor” el nombre de Dick Halloran te resultará conocido. Solo puedo decirte que en “Eso” este personaje (Halloran) hace una aparición especial.

Como dice en la novela e incluso en la dedicatoria del libro de King a sus hijos: “la magia existe” y si ya eres adulto y lees esta novela probablemente recuerdes no solo la magia de haber sido niño sino la magia que dabas por hecho que existía, tal vez incluyendo las pesadillas. En cierto momento de la novela, cuando los niños entran en la casa de Neibolt Street y se encuentran con el hombre lobo, llegué a pensar que en realidad eran solamente aventuras de niños, que no había un “Eso” sino que los asesinatos eran infortunados accidentes y su aventura en la casa solo eran un juego concertado, como cuando uno jugaba a no tocar el piso porque “el piso es de lava” o a los soldaditos con pequeños muñecos de plástico.

Algún día todos “flotaremos”, solo espero que aún falte bastante tiempo y que no olvidemos la magia que vivimos cuando niños y que tengamos la fuerza para enfrentarnos a nuestros temores.

Saludos!