sábado, 12 de septiembre de 2015

Todo lo que puedes hacer

Como ya comenté anteriormente: en las mesas de libros en descuento puedes encontrar cosas que valen la pena y que no se entiende por qué están allí y cosas malas... (y agrego) o cosas intermedias como esta.

"Todo lo que puedes hacer. Treinta verdades sobre el temor y el valor" es un libro que NO cumple lo que promete en el título. No es que sea malo per sé, sino que simplemente el título no es el apropiado, tal vez debería haberse llamado "Lo que aprendí gracias a Vietnam y mis puntos de vista políticos" ya que el autor hace constantes referencias a su estancia en Vietnam durante la guerra (y tampoco recuerdo haber visto) y de haberse llamado así lo calificaría como bueno.

Una vez hecha la aclaración del nombre puedo pasar a comentar acerca del contenido... bueno casi, solo una nota antes: por lo general el nombre aparece en portada, contraportada y lomo sin embargo en este caso no es así y solo aparece en la portada. No es que tenga importancia realmente, es solo que me llamó la atención.

El autor habla sobre sus vivencias más que de consejos.

Entre tema y temas, el autor:
  • realiza una dura crítica a la respuesta por los ataques del 9/11, y la guerra en general
  • realiza interesantes naraciones de algunos hechos históricos, sobre todo de la guerra de Vietnam (en la que él mismo participó)
  • menciona que nada tiene tanto poder para unirnos como el miedo.
  • Comenta que las elevadas tasas de encarcelamiento (en estados unidos) indican a quien y a qué le tenemos temor.
  • comenta que el temor al fracaso muchas veces se disfraza de impulso al éxito.
En general tiene puntos de vista que vale considerar considerar sin embargo dos puntos me parecieron muy interesantes. Uno es donde menciona que "la escuela... proporciona el laboratorio donde nos definimos socialmente". Me llamó la atención porque si bien es en casa donde obtenemos nuestras bases morales es en la escuela, sobre todo en nuestros años de adolescencia, donde los practicamos, validamos y los hacemos nuestros, es donde nos definimos, la escuela es nuestro campo de prácticas donde muchas veces no solo nos definimos sino que los demás nos definen y es en base a nuestros puntos de vista, y sistemas de guía que iremos conformando quienes somos.

Otro punto es donde menciona que a veces confundimos "nuestra buena fortuna con alguna virtud que poseamos". Y es que como también se comenta en el libro "Cuando las cosas malas le pasan a la gente buena" en ocasiones llegamos a pensar que realmente nos merecemos las cosas que tenemos o las situaciones que hemos vivido (buenas y malas). Y es que hay que aceptarlo, el mundo está lleno de azar. Incluso en el libro "Repensar la pobreza" podemos ver que algunos pobres siempre seguirán siéndolo sin importar lo que hagan y son pobres solamente porque son pobres. De igual manera algunos ricos seguirán siendo ricos simplemente porque son ricos, ya saben "dinero llama dinero".

Ya conocemos la frase de "shit happens" yo añadiría "and good things too". Me refiero a que a pesar de que considero verdad la frase de que "la buena suerte es solamente una oportunidad aprovechada por quien estaba preparado" también creo que a veces la buena suerte es solamente buena suerte... o mala y nada tiene que ver con nuestras intenciones o voluntad aunque sí hay que trabajar (y mucho) para intentar disminuir la "mala suerte".


Consejos que sí puedes hacer.


En general el libro es bueno, sobre todo los consejos que dan nombre a los capítulos (sin embargo muchas veces no tienen nada que ver con el contenido del mismo)
  • A veces el valor no es otra cosa que aferrarse a la esperanza
  • En la vida posterior a la prepa, nadie te pone calificaciones por el esfuerzo hecho
  • Nada nos prepara para el terrible riesgo de la intimidad.
  • El castigo y la venganza son las respuestas favoritas de la gente atemorizada.
  • La vida se reduce o se expande en proporción al valor que uno tenga.
  • El temor surge de la ignorancia.
  • Se requiere valor para sobrellevar lo que no se puede sobrellevar.
  • La ignorancia se puede remediar; la estupidez no tiene cura.
  • A veces el heroísmo es un porfiar ante la adversidad
  • La búsqueda del valor es un trayecto en sí mismo.

Conclusión

¿Es un libro que hay que leer?, si (sobre todo si no conoces mucho acerca de la guerra de Vietnam), pero no sería mi primera opción. El libro es como tener una charla con un amigo compungido, no es para recibir consejos acerca de lo que puedes hacer. Ah sí, el autor es psiquiatra, bastante atribulado diría yo, ya saben "en casa del herrero..." 

Saludos!

No hay comentarios. :

Publicar un comentario